/ Federico “Lico” Ramírez. La Cima. Una conquista de todos los días.
August 30, 2016

bosque

En el marco de la energía tan bonita que nos dejan las Olimpiadas y después de ver a tantos deportistas esforzándose y siguiendo sus sueños, quiero contarles que hace unos días me tomé un cafecito con mi amigo Federico “Lico” Ramírez, ciclista y deportista de honor de nuestro país y embajador de la marca Cosecha Dorada.

Lico ha participado y ganado la Vuelta Ciclística de Costa Rica en su primera oportunidad participando en la categoría de novatos y en el año 2000 se coronó como ganador absoluto de la categoría élite.

Nos representó en los Juegos Olímpicos de Verano en Beijing en el año 2008 y también se ha llevado la victoria en cinco ocasiones en la Ruta de los Conquistadores.

Lico sostuvo por muchos años el récord de más etapas de vuelta a Costa Rica ganando 16 de ellas.

Lico, un hombre auténtico y accesible con quien es muy agradable conversar, nació en Cot de Cartago en 1975. Vecino del Volcán Irazú y hermano de nueve niños más, acostumbró su cuerpo y su fuerza física desde muy temprana edad a las alturas y a los climas difíciles. De pequeño ayudaba a su familia con las actividades de siembra a las que se dedicaban y poco a poco, siguiendo su sueño de ser ciclista, fue logrando que su padre le permitiera pasar cada vez más tiempo fuera de la finca familiar entrenando para sus primeras carreras.

“La agricultura es más dura que andar en bici. Son casi seis horas bajo el sol o la lluvia. Es un trabajo muy duro y se aprende a tener mucha paciencia y perseverancia trabajando la tierra”.

Los hermanos mayores de Lico que ya eran ciclistas fueron su primera inspiración y los que lo ayudaron a descubrir su don y lo impulsaron a seguir su pasión por este deporte.

“uno puede tener un don pero uno necesita que alguien lo ayude y lo apoye”.

Su primera competencia formal fue en los Juegos Deportivos Nacionales en el año 1990. Él me explica que la gran importancia de los Juegos Deportivos Nacionales es servir como plataforma para que la gente de los equipos profesionales y los patrocinadores vean a los nuevos talentos y empiecen a apoyarlos y a buscarlos para sus equipos.

En esos juegos Lico ganó medalla de bronce en la categoría individual y medalla de plata en la categoría por equipos.

Como consecuencia del buen papel que Lico hizo en esos juegos, Alvin Brenes, hermano de Andrés Brenes, que para esa época ya competía en Europa y venía para Costa Rica a correr la Vuelta Ciclística de fin de año, empezó a ayudar a Lico con Pizza Hut que era el patrocinador que ya ellos tenían.

La competencia que siguió fue una carrera de cuatro días en Cartago donde Lico ganó la llamada Etapa Reina que era la más difícil por topografía, recorrido y distancia. 

Ese mismo año, Andrés Brenes ganó la Vuelta Ciclística de Costa Rica y Lico no solo ayudó al equipo para que Andrés se coronara sino que también sorprendió y ganó la categoría de novatos por ser su primera vez en esa competencia.

Lico habla con mucho énfasis de la importancia que tuvo el trabajo en equipo para ganar esa y cualquier otra carrera: “Cada uno era importante en su rol y si cada uno hacía lo que le tocaba el resultado era bueno. Teníamos que ser muy disciplinados. Lo que se planeaba era lo que se hacía y cada uno asumía plenamente su responsabilidad de hacer lo que le correspondía. Cada corredor tenía una labor que hacer cada día”.

A partir de ahí y como fruto de todo el esfuerzo y el sacrificio que ha significado vivir de lleno en el ciclismo, los patrocinadores y las oportunidades siguieron llegando y Lico siguió brillando.

europa alpes

Me cuenta una anécdota muy bonita y es que cuando Andrey Amador apenas tenía 11 años sus papás lo llevaban a que lo viera a él (a Lico) en sus competencias y que él se siente muy honrado de haber sido parte de la inspiración del nombre que está poniendo a Costa Rica en alto en el panorama del ciclismo mundial en estos tiempos.

 

con andrey

Pasados algunos años cuando sintió que su ciclo estaba por terminar en la Vuelta Ciclística de Costa Rica, Lico enfocó su atención en el ciclismo de montaña y empezó a trabajar con el grupo Orosi como patrocinador.

Lico ha ganado cinco veces la Carrera La Ruta de los Conquistadores que es un evento de ciclismo de montaña que se corre en noviembre de cada año y en la que participan ciclistas de toda la región.

 

bosque montaña

Lico me cuenta que para estar en excelentes condiciones su alimentación es casi que lo más importante, seguido del descanso y del tiempo de recuperación que necesita el cuerpo.

Me dijo que el desayuno es lo más importante cuando va de competencia.

Él consume mucha GRANOLA y AVENA COSECHA DORADA porque le da mucha energía para poder entrenar y competir. Su cuerpo la asimila bien y el siente la diferencia que hace en su desempeño. Me dice que la GRANOLA COSECHA DORADA le fascina y que no le puede faltar. La come con frutas, con yogurt o con leche. También necesita consumir AVENA COSECHA DORADA cuando le tocan jornadas largas porque le da bastante energía.

Me cuenta que la avena incluso la usan durante la competencia, para recargar pilas por decirlo así. “Preparamos la AVENA en agua con miel o azúcar, eso si bien fría y se tiene que tomar rápido porque no es hidratante, es para la energía”.

Lico hace dos meriendas al día con GALLETAS DE SOYA o PALITOS DE AJONJOLI COSECHA DORADA.

comiendo ajonjolitos

Qué le diría Lico a alguien que quiere luchar por una meta o que tiene un sueño?

“Cuando a uno lo apasiona algo, nunca le va a hacer falta motivación. El secreto es saber encontrar el don que uno tiene y trabajar mucho en el”.

Él dice que si una persona se visualiza a sí misma como una ganadora, siempre va a querer levantarse para practicar y ganar. Luego dice que hay que estar atentos y que cuando se falla hay que analizar lo que pasó y tratar de entenderlo para mejorarlo. Su filosofía es: “aunque uno llegue gateando, pero hay que llegar. No abandonar nunca, esforzarse siempre, creer siempre que uno puede”.

Lico es un hombre de fe y sabe que nunca ha estado solo en sus largos y difíciles tramos:

“Sin la ayuda de Dios y de la Virgen no hubiera hecho lo que he hecho hasta ahorita. El deporte es bastante peligroso y uno ha tenido accidentes y muchas lesiones, pero uno siempre se encomienda y de la mano de Dios uno sale adelante”.

 

Fue un gusto haber conocido a Lico.

 

Hasta la próxima!

con cariño, Emilia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Top